General

El Emperador Naruhito Declaró Oficialmente Abiertos los Juegos de Tokio-2020, en el 2021

Tokio, Japón 23 de julio del 2021. Después de   un año de espera, el emperador Naruhito declaró oficialmente abiertos los juegos de Tokio-2020, en una ceremonia sin público en el Estadio Olímpico y con restricciones en el tradicional desfile de los deportistas.

La ceremonia tuvo lugar ante menos de mil personalidades y dirigentes de los países participantes para minimizar los riesgos de la pandemia del Covid-19, en un estadio con capacidad para 68 mil personas.

“Declaro abiertos los Juegos de Tokio”, pronunció solemnemente el emperador Naruhito, según la fórmula consagrada para la ocasión.

En su discurso, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, admitió que estos Juegos serán “muy diferentes a lo que todos nosotros hubiésemos podido imaginar… pero destacó que hoy es un momento de esperanza”.

Los deportistas, que serán sometidos a diarios controles anticovid, desfilaron con restricciones: mascarillas, sin poder saltar ni bailar, y abandonando el estadio sin poder quedarse hasta el final de la ceremonia.

La tradición, el recuerdo de las víctimas por el Covid-19, los drones y la música de ‘Imagine’ de John Lennon alumbraron la inauguración de los Juegos Olímpicos de 2020.

En un despliegue que combinó el respeto por la tradición, el color de los fuegos artificiales y el liderazgo tecnológico de Japón, la entrada de la bandera del país anfitrión ante un templo sucedió a una representación de atletas que se entrenaban en una cinta de correr o una bicicleta indoor simulando los problemas que han tenido los deportistas de los 205 comités olímpicos para preparar los ‘Juegos de la esperanza’ ante la pandemia.

La cantante Misia, con un vestido con los colores olímpicos, llenó con su interpretación del himno nacional nipón el silencio de un graderío para 68 mil espectadores, y ocupado tan solo ese millar de invitados, encabezados por el emperador Naruhito y el presidente del Comité Olímpico Internacional.

Los aros olímpicos fabricados con la madera de los árboles que germinaron con las semillas sembradas en Tokio 1964, que simbolizan el legado y la sostenibilidad que pregona el movimiento olímpico, ocuparon el escenario del estadio previo al desfile de una representación de los 11 mil 274 deportistas que disputarán los Juegos.

Como es tradición Grecia, cuna de los Juegos, fue el primer país en desfilar -siguiendo el orden del alfabeto japonés antes que lo hicieran el Equipo Olímpico de Refugiados, una animosa delegación argentina y el Comité Olímpico Ruso, con su numerosa representación sin su bandera por el “dopaje de Estado”.

Tras el desfile, el cielo de Tokio lo ocuparon mil 824 drones para dibujar el emblema de los Juegos, que se transformó en el planeta Tierra para sobrevolar el estadio mientras sonaban los acordes del tema universal “Imagine’”de John Lennon interpretado por varios artistas.

Poco después del himno olímpico, se desveló la última incógnita de la ceremonia: la tenista Naomi Osaka fue la portadora del último relevo y trasladó el fuego de la ‘flor de cerezo’ de la antorcha prendido en la antigua Olimpia hasta el pebetero del estadio, una esfera que encarna vitalidad y esperanza.

Los temores a que los más de 11 mil deportistas llegados de todo el mundo puedan convertirse en un foco de contagio al Covid-19 han provocado que la mayoría de los japoneses se muestren contrarios a los Juegos, según las encuestas. Y los Juegos se disputarán con Tokio en estado de emergencia, lo que supone, por ejemplo, que los bares y restaurantes tienen que cerrar a las 20:00 locales. Tampoco se admite la presencia de extranjeros y la mayoría de pruebas se disputarán a puerta cerrada.

La edición paralímpica tendrá lugar del 24 de agosto al 5 de septiembre y contará con 540 eventos en decenas de deportes diferentes.

Rate this item
(0 votes)
Diario Noti7

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Search