“Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas"

Martes, 26 de Junio de 2018 00:43 administrador
Imprimir PDF

Pachuca, Hgo., 25 de junio de 2018.-Reforzar la acción y cooperación entre autoridades y población en general, con el fin de alcanzar una sociedad libre del consumo de sustancias nocivas, es el objetivo de que cada año el 26 de junio, se conmemore el “Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas".

Con estas acciones colectivas, se busca educar en una cultura preventiva del consumo de sustancias psicoactivas para salvar vidas, promoviendo la modificación de las actitudes y percepción sobre las adicciones. Es por ello, que las instancias de salud en todo el país, enfocan esfuerzos para atender este fenómeno social, que de acuerdo a la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC), representa una de las mayores problemáticas en la salud de los consumidores, en su entorno familiar, social, e incluso que pueden causar su muerte.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la dependencia de sustancias es multifactorial, pues está determinada por situaciones biológicas, genéticas, psicosociales, culturales y ambientales. Además de que la dependencia de sustancias puede ser un trastorno crónico, y a menudo recurrente, que con frecuencia concurre con otros trastornos físicos y mentales Se estima que en México, las sustancias de curso legal como el tabaco y alcohol matan a más de 150 personas por día y su consumo por parte de los menores de edad va en aumento.

Ante este panorama, en Hidalgo, la Secretaría de Salud Estatal (SSH), a través del Consejo Estatal contra las Adicciones de Hidalgo (CECAH) mantiene programas y acciones permanentes de prevención y orientación, enfocados a los grupos vulnerables sobre las principales afecciones por el consumo de alguna sustancia nociva, así como información sobre su repercusión en la sociedad.

A este trabajo de prevención y atención, se suma el que realiza el Centro Estatal de Atención Integral de las Adicciones (CEAIA), espacio donde personal capacitado (médicos generales, psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales, entre otros), buscan reintegrar a la sociedad a quienes sufren de esta enfermedad.

Su esquema de trabajo se divide en dos modelos dependiendo el diagnóstico de cada paciente:

  • Tratamiento ambulatorio: Se dan pláticas y talleres sobre codependencia, ayuda mutua, orientación en los métodos de prevención de recaídas, dirigido a usuarios con problemas de uso y abuso de alcohol, problemas familiares o de integración.

  • Tratamiento residencial: Dirigido a quienes sufren adicción a alguna droga, por lo que se brinda tratamiento e internamiento durante tres meses.