Recomendaciones a Seguir, Antes, Durante y Después de la Temporada de Huracanes: SSH

Viernes, 29 de Junio de 2018 05:21 administrador
Imprimir PDF

Pachuca, Hgo., 28 de junio de 2018.- Debido a que según el reporte del Servicio Meteorológico Nacional, la temporada de lluvias y huracanes, concluirá hasta el 30 de noviembre, con la presencia de 18 ciclones en el océano pacifico y 14 por el atlántico, las medidas preventivas en todo el país continúan.

Ante este panorama, se pueden presentar condiciones ambientales de riesgo que propicien enfermedades e incluso accidentes ocasionados por las intensas lluvias o inundaciones, por lo que la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) emite recomendaciones a seguir, antes, durante y después de la temporada de huracanes.

Entre las recomendaciones previas se encuentran:

Evitar áreas comúnmente sujetas a inundaciones repentinas.

Escanear documentos personales y guárdalos en bolsas de plástico.

No dejar solos a niños pequeños en época de lluvias y huracanes.

Almacenar agua potable en un lugar seguro así como alimentos y ropa.

Contar con un radio de pilas, lámparas y botiquín de primeros auxilios.

Mantener azotea y coladeras limpias para evitar que se tapen.

Siga las indicaciones de las autoridades para evacuar en caso necesario.

En tanto durante una intensa lluvia y ante posibles inundaciones se recomienda:

Conservar la calma.

Mantener a la mano artículos de emergencia.

Estar en alerta y en sintonía con la radio y televisión.

Atender indicaciones de las autoridades

No tomar agua ni alimentos que hayan estado en contacto directo con aguas desbordadas.

Desconectar equipos de gas y energía eléctrica.

Si se traslada en algún vehículo, prevea que la ruta por donde se trasladará esté libre y no corra el riesgo de quedar atrapado.

No cruce ríos, ni a pie, ni en vehículos.

Retírese de casas, árboles y postes que pudieran ser derribados.

Tenga cuidado con los deslaves.

Si su casa se encuentra cerca de laderas tenga cuidado de los deslaves.

Evite caminar por zonas inundadas.

Finalmente, después de las lluvias o alguna inundación, es necesario:

Conservar la calma.

Mantener desconectados el gas, la luz y el agua.

Realizar una inspección de su vivienda

Reportar sobre posibles heridos a los servicios de emergencia.

Limpie perfectamente cualquier derrame de medicinas, sustancias tóxicas o inflamables.

Cuide que sus alimentos estén limpios, no coma nada crudo ni de dudosa procedencia.

No tome agua ni alimentos que hayan estado en contacto directo con las aguas desbordadas.

Beba el agua potable que almacenó o, si le es posible, hierva la que va a tomar o desinféctela.

Desaloje el agua estancada para evitar plagas de mosquitos.

Reportar daños del drenaje y sistemas de agua potable.

Evitar caminar por zonas inundadas.

Mantente alejado de zonas de derrumbe y deslaves.

Finalmente, la SSH, recuerda que se mantienen las medidas preventivas para evitar cualquier enfermedad relacionada con las lluvias como: diarreicas de tipo bacteriana y parasitaria; enfermedades en la piel como dermatitis, así como las enfermedades respiratorias en la niñez y los adultos mayores.