El Precio del Testamento en Hidalgo es de 2 Mil 050 Pesos

Martes, 18 de Septiembre de 2018 00:31 administrador
Imprimir PDF

Tulancingo, Hgo., 17 de Septiembre 2018.- En la entidad hidalguense, un testamento puede costar poco más de dos mil pesos, y es el tercer estado en el ámbito nacional, con las tarifas más altas en la elaboración del documento. De acuerdo al gobierno de la República en su portal de internet: en Tlaxcala, 3 mil pesos; Nuevo León, 2 mil 264, e Hidalgo: 2 mil 050.

Sin embargo, en este Mes del Testamento, los notarios contemplan bajar sus honorarios hasta en un 50 por ciento para facilitar y fomentar el otorgamiento de testamentos; cobrarán a jubilados y pensionados: 750 pesos.

De hecho, no sólo extienden sus horarios de atención, sino también brindan asesoría jurídica gratuita a quienes estén interesados en conocer los trámites, los cuales son sencillos.

La Notaria, Blanca Luz Soto Plata comentó que al hacer un Testamento no solo se heredan pertenencias sino igual tranquilidad a la familia.

“Evita un juicio sucesorio intestamentario que es caro y largo. Suele costar miles de pesos, pero además mucho tiempo. Y son juicios desgastantes”

Con el Testamento, al fallecer el testador (el que hereda), recordó la entrevistada, los bienes pasarán fácilmente y de forma inmediata a quienes el mismo testador haya querido y notificado, según conste en el documento.

Además, dijo, es una buena medida para proteger el patrimonio, y sin duda algo importante que se deja desde vida para que a la postre, no haya problemas entre la familia.

Principalmente, agregó, lo que más se hereda son bienes “inmuebles; aunque el testador puede heredar cualquier cosa.

Tan solo, ella en su Notaría, en Tulancingo, el año pasado realizó un aproximado de 70 testamentos, en el mes de septiembre.

Para este año el programa también contempla Octubre, por lo que los 107 Notarios hidalguenses estarán apoyando a la economía de los jubilados y pensionados.

Los requisitos, distribuidos en 17 distritos, recordó Soto Plata, es presentar: identificación oficial del testador y heredero, en original y una identificación del albacea; la escritura del bien que desea heredar y el acta de nacimiento del o los herederos.

Una vez hecho, los Notarios envían un oficio al Registro de Testamentos en el Estado de Hidalgo y después lo regresan; luego se tiene en la Notaria para que el interesado lo recoja y en caso de que fallezca y no se sepa dónde quedó el documento; se puede investigar en el Archivo General de Notarías.

En el siglo XVIII en Tulancingo, eran avalados por la Corona; hay un documento con el sello de Felipe V, Luis I, y Fernando VI, en el Archivo de la Catedral, fechado con 15 de julio 1713 a 1747.

En los contenidos de ese antiguo documento, destaca que la persona dejaba desde colchas y cobijas, hasta propiedades como casas y terrenos además de dinero y joyas. Los testamentos no han cambiado mucho con relación a este siglo XXI, sobre todo por la narración. Aunque la diferencia es que en aquellos años, había una significativa carga religiosa al decir “En el nombre de Dios Todo Poderoso. Amén”

Sin duda, las herencias, desde antaño, se dejaban en el documento que daban fe de los Derechos sucesorios. Se plasma la decisión de una persona con respecto a su patrimonio, designado a las personas que lo recibirán en el momento de su muerte.