Parquímetros Fue Una Buena Lección; el Acuerdo Fue Inadecuado: Bravo Aguilera

Domingo, 21 de Octubre de 2018 01:12 administrador
Imprimir PDF

PACHUCA, Hgo., 20 de Octubre de 2018.- El que el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Hidalgo (TJAEH) haya anulado el contrato que mantenía el ayuntamiento de Pachuca con la empresa MoviParq, para el funcionamiento de parquímetros en las capital hidalguense, “representa una buena lección, pues la autoridad jurisdiccional está advirtiendo a la presidencia municipal que el acuerdo no fue adecuado”, dijo Juan José Bravo Aguilera, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Pachuca (CANACO-Pachuca).

En reacción al fallo del TJAEH, el directivo, dijo que la experiencia que ha dejado el programa “es que ya sabemos lo que es tener parquímetros en el Centro Histórico y ahora sólo nos queda ser testigos del desarrollo final”.

En cuanto a lo legal que es del dominio público, se conocer que la empresa MoviParq aún tiene a salvo sus derechos y está en la posibilidad de buscar el amparo de la justicia federal, en una tercera instancia jurisdiccional, por lo que pudiera continuar prestando el servicio hasta que no haya una resolución final y los automovilistas deberán, en tanto, continuar pagando.

“Debemos esperar el fallo de la tercera instancia, que sabemos ya va a ser inapelable hacia ambas partes. Mi comentario va en el sentido de que si ordena el retiro de la empresa, lo que se tendrá que hacer es un nuevo programa por parte del ayuntamiento pues no se puede dejar a la capital hidalguense, el Centro Histórico, con ese tipo de movilidad que ya se estaba dando, con los parquímetros”, apunto.

Puntualizó que la autoridad municipal tendrá que realizar algún plan bien hecho y bien constituido que se retributivo hacia la propia autoridad y hacia la ciudadanía, buscando un modelo para continuar con esa estrategia de movilidad.

En cambio si el órgano jurisdiccional federal favorece a MoviParq de deberá buscar un mayor beneficio para el municipio, con un mayor porcentaje de las ganancias, que primero estaban en 10 por ciento para el ayuntamiento y recientemente se elevó al 40 por ciento, “que sea más equitativo y que queden legalmente bien asentado, para que esos recursos se vean reflejados en beneficio de la movilidad de la ciudad”.

Bravo Aguilera mencionó conocer que en el contrato hay una cláusula de recisión del mismo en donde se estableció y obliga a la presidencia municipal pagar 197 millones de pesos, “la realidad es que esto era un lazo al cuello del ayuntamiento, que de acuerdo a las finanzas municipales no eran pagables”.

Insistió que en caso de retirar los parquímetros esto dará la razón a algunos sectores de la población, pues fue un procedimiento no consultado con la ciudadanía, fue impositivo, “y esto nos debe dar pauta en un futuro para que la autoridad municipal sea sensible y consulte a la sociedad civil, porque por eso hubo mucho rechazo al establecimiento de cajones de estacionamiento en unidades habitacionales, y esto debe funcionar en zonas donde existe comercio y no irse a las colonias habitacionales; fue un programa que nació rechazado porque no fue socializado”, puntualizó.

Por parte de la CANACO-Pachuca, Juan José Bravo dijo estar de acuerdo con lo manifestado por la alcaldesa Yolanda Tellería que al retirar los parquímetros volverán los llamados “franeleros” para apoderarse de las calles y las zonas de estacionamiento, por eso se deberá convocar a los organismos empresariales, consultar opiniones, para elaborar un nuevo plan y evitar un problema social que está en puerta.

“Se deberá buscar un nuevo plan de movilidad, porque anteriormente las calles eran utilizadas por vecinos y comerciantes que dejaban sus vehículos todo el día en el Centro Histórico, impidiendo a los clientes encontrar lugar para sus vehículos, por ello fue bueno colocar parquímetros”, declaró. (Por Alfonso Espitia Gtz.).