Llego el fin de la Opresión Magisterial

Lunes, 29 de Octubre de 2018 00:22 administrador
Imprimir PDF

EDITORIAL

Llego el fin de la Opresión Magisterial

Luego de la reunión entre dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, surgió una buena señal de que uno de los periodos más controvertidos en la relación del gobierno federal con el magisterio democrático puede tener un fin conveniente, no solo para los maestros de la coordinadora, sino para todo el magisterio mexicano.

Lo anterior porque fue muy significativo el mensaje de confianza en el diálogo que emitieron los líderes magisteriales al término de su reunión con el mandatario electo, que deja atrás la permanente crispación y estado de alerta generados por los personeros del gobierno en funciones.

Cabe mencionar que a lo largo del periodo de gobierno que concluirá el primero de diciembre la lucha de la CNTE por la democratización de la educación estuvo marcada por la resistencia a la precarización laboral del magisterio público que la administración de Enrique Peña Nieto intentó imponer bajo la especie de una reforma educativa, que no es mas que una reforma laboral, que más que perseguir la calidad y la excelencia educativa persigue el control férreo del estado del magisterio, bajo la amenaza de la evaluación docente.

Actualmente esta reforma está paralizada en los hechos, pese que el gobierno en funciones ha invertido en recursos políticos y propagandísticos desplegados para someter a los docentes, situación que no se ha logrado, con todo y que el SNTE en apariencia se ha sometido, ahora se invierte el panorama ante el inminente arribo de Elba Estar Gordillo a la organización magisterial más poderosa de América.

Por ello, se espera que con el nuevo régimen federal de gobierno se ponga fin a la lucha de los educadores democráticos en casi 40 años de lucha en los que ahora cara a cara con el pasado donde siete presidentes de la República han impuesto a los docentes acoso laboral, hostigamiento judicial, persecución, agresiones físicas y patrimoniales e incluso homicidios termine.

Por lo anterior, hay que tener presente que en los años recientes el 19 de junio de 2016 en la comunidad oaxaqueña de Asunción Nochixtlán, agentes federales lanzaron un brutal ataque armado contra los profesores y simpatizantes que llevaban a cabo un bloqueo carretero, dejando ocho muertos y más de un centenar de docentes heridos.

La embestida de las autoridades federales y de muchas locales ha sido orquestada una campaña de estigmatización no sólo de la CNTE, sino de todos los docentes y de la misma educación que es responsabilidad del Estado que ha dado el encargo a los grandes medios de comunicación y que desde que la “alternancia política en el año 2000” ocupó al primer plano del poder a la derecha empresarial también por diversas instancias patronales o para empresariales, dispuestas a usar todo su poder para empujar una agenda de privatización educativa y desmantelamiento de toda oposición organizada.

En vista de lo anterior, el resultado manifiesto de la reunión de los maestros democráticos con el presidente electo se espera que los logros ser concreten durante el nuevo gobierno para beneficio de los trabajadores de la educación, y sobre todo de los millones de alumnos que se encuentran bajo su tutela, y de la sociedad en general. No debiera repetirse jamás el sinsentido de una política educativa diseñada a espaldas y de manera abiertamente hostil hacia sus principales protagonistas, esto porque ahora, no solo se les escuchara, sino que se les consultarán las decisiones para que pasea de ser espectadores a participantes en un gobierno como el Andrés Manuel López Obrador