CUARTA TRANSFRMACION, SI PERO UNIDOS

Lunes, 12 de Noviembre de 2018 08:57 administrador
Imprimir PDF

EDITORIAL

CUARTA TRANSFRMACION, SI PERO UNIDOS

Después de los comicios del 1 de Julio en que MORENA borró del mapa político a casi todos sus contrincantes, ahora se impone que haya cambios profundos en las instituciones y la manera de hacer política y en la toma de decisiones, lo que impone además, revisar reacciones y hábitos de líderes sociales, autoridades, partidos, medios de comunicación y empresarios ya que el embate democrático ha calado hondo en la sociedad, ya que de súbito ha cambiado de manera profunda la realidad lo que impone el cambio radical o un golpe de timón en la forma en que sea gobernador hasta ahora el país.

Se requiere una recomposición profunda de la relación entre autoridades, sociedad, entorno económico y grupos de poder por lo que es indispensable que haya claridad de lo que se debe conservar y fortalecer y lo que es necesario cambiar.

Aquí es donde el reto es mayúsculo, dado que el cambio en la sociedad no ha sido uniforme, ha sido incluso contradictorio y es necesario no ha permeado en su núcleo, en la forma de interpretar los cambios y señales que el nuevo gobierno envía a sus simpatizantes, ya que por lo apresurado adolece de deficiencias que son alimentadas por quienes ante la inminente perdida de sus canonjías atacan ferozmente a quien las emite, descalificándolas mediante las redes sociales, TV etc. Creando un clima de inseguridad e incertidumbre ate este embate frontal del “monstruo de la corrupción” que lanza coletazos en y todas latitudes del país

Pero lo que más debe inquietar es que la ciudadanía no se asume como parte activa del proceso de cambio económico está en una actitud pasiva, con la falsa esperanza de que las cosas van a mejorar como resultado de lo que alguien más hace, casi siempre, el gobierno o quien lo encabeza, sin que se entienda que el cambio empieza por uno mismo.

La postura del presidente electo es clara no solo propone un cambio de régimen, sino una forma diferente en la toma de decisiones, una cuarta renovación apoyado en la fortaleza que le concede el voto popular y el apoyo del Congreso, por lo que está en condiciones de definir, actuar y determinar acciones que en el pasado resultaban sólo del consenso o acuerdo entre unos cuantos, como consecuencia necesaria de la ausencia de mayoría parlamentaria por parte del partido en el gobierno pero ahora la situación cambió y como tal, es necesario entender los nuevos términos del ejercicio del poder público.

Sin duda que habrá que enfrentar resistencias, riesgos e incertidumbre el mayor lastre para López Obrador ha sido el tiempo que ha transcurrido entre el resultado de la elección y la toma de protesta ha permitido que los que dejaran el poder le ataquen con todos sus aliados desde el poder que está a punto de extinguirse dejando importantes lecciones que es preciso comprender por autoridades, organizaciones, ciudadanos y medios de comunicación.

Los días previos a la toma de protesta han confirmado que la economía no puede ventilarse de manera trival, debe haber claridad sobre la fragilidad de la confianza y diferenciar el impacto de las decisiones políticas sobre los factores económicos respecto a la población.

Ejemplo de lo anterior lo es la iniciativa de los senadores de MORENA respecto a desaparecer las comisiones bancarias impactó negativamente el índice bursátil y el tipo de cambio, aunque el objetivo del proyecto de reforma es consecuente con el deseo de proteger la economía popular.

La transformación no se puede frenar, pero tampoco se puede desbocar y que destruya mucho de lo positivo que existe. La transformación debe conducirse con perspectiva y sentido de proyecto común, esto es, que conceda a todos, no solo a los de casa, incluso a quienes disienten, la posibilidad de aportar para el bien del país, situación que hasta ahora no se había dado .