Cuenta regresiva

Sábado, 26 de Diciembre de 2015 00:49 administrador
Imprimir

Por Norberto Olin Barquín

Las ciudades crecen aceleradamente, quienes pueden permitírselo compran auto  para cada integrante de la familia, y con ello aumenta el tránsito vial y las emisiones de dióxido de carbono.

Un tercio del agua potable  y de alimentos se desperdicia, los productos desechables, en general el plástico y el papel llenan las bolsas de basura que se pesan por toneladas al día.

Si continuamos con la cultura del consumismo y el desperdicio, la contaminación seguirá ganando terreno,  ya que hoy por hoy es uno de los problemas más importantes que como humanidad enfrentamos, en mi punto de vista sólo por debajo de la pobreza.

Pensamos que el  problema es un  asunto de organizaciones ambientalistas y del gobierno, a la sociedad le preocupa más y es lógico los asuntos de dinero y salud; Sin embargo están relacionados directa o indirectamente con la contaminación, por ejemplo al aumento de cáncer, enfermedades por vías respiratorias  e infecciones entre muchas otras.

Las grandes empresas y las industrias incluyendo la agroalimentaria son las que más contaminan y por el poder económico que tienen es difícil pararlas.  Todo lo anterior está provocando un incremento en la temperatura global, usted nótelo:  falta de agua, demasiado calor o  frío, fenómenos climáticos nunca antes vistos como el reciente Huracán Patricia, incendios forestales etc.

El incremento de la temperatura del planeta se debe  a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), consecuencia de la quema de los combustibles para producir la energía, principalmente combustibles fósiles (carbón, gas y petróleo), y a la deforestación.

Otras fuentes emisoras de gases de efecto invernadero son: Transporte, Agricultura (uso de fertilizantes), Desechos (rellenos sanitarios) y Procesos industriales.

En México, casi 50% de las emisiones de GEI provienen de la producción de petróleo y gas, generación de energía y transporte. Los países que más contaminan son China, Estados Unidos, Unión Europea e India.

Según publicaciones de Greenpace “las emisiones de GEI de la era industrial han sido mayores respecto a las que se habían dado durante los pasados 10 mil años agudizando el efecto invernadero.  Este efecto evita que parte del calor del sol recibido por la Tierra deje la atmósfera y vuelva al espacio”.

El planeta debe mantener  una temperatura aceptable para conservar el  desarrollo de la vida, los científicos afirman que un incremento de 1.5 grados centígrados provocará impactos irreversibles, y que con 2 grados los efectos serán catastróficos.  Para el 2100 se prevé que el planeta se calentará entre 1.8 y 4.0 grados centígrados.

Así que como podemos analizar el tema del calentamiento global es cuestión  de calidad de vida para nuestros hijos y de supervivencia para futuras generaciones, por lo que las Naciones Unidas aborda su discusión y toma acuerdos a través de la COP  que es la Conferencia de los países miembros  de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

La CMNUCC cuenta con 195 países firmantes. El objetivo fundamental de la CMNUCC es impedir la interferencia “peligrosa” del ser humano en el sistema climático por lo que se pide a los países  el establecimiento de inventarios precisos y actualizados de las emisiones de gases de efecto invernadero y  establecer programas para combatir el cambio climático.

La Convención responsabiliza a los países industrializados, ya que son quienes más gases de efecto invernadero emiten y la mayoría de estas naciones pertenecen a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Ahora bien, es sabido que el protocolo de Kioto fracasó pues no hubo consenso ni compromisos trascendentes,  por ello  en la vigésimo primera edición de la COP (COP21)  que tuvo lugar en París el mundo esperaba un acuerdo real y vinculante, ante miles de protestas ciudadanas.

Dos semanas de negociaciones,  dieron como resultado 40 páginas en español que  une a todos los países a la lucha común: El Acuerdo de París adoptado el 12 de diciembre  reemplazará a partir de 2020 al Protocolo de Kioto  con la meta de reducir las  emisiones de gases de efecto invernadero y  sustituir los combustibles fósiles.

Logros más relevantes: Los países industrializados, deberán ayudar con éste propósito  financieramente a los países en desarrollo con 100 mil millones de dólares como mínimo a partir de 2020, los países  se comprometen a controlar mutuamente sus planes de reducción de emisiones y se propone limitar el aumento de la temperatura del planeta muy por debajo de 2 ºC  y seguir esforzándose por limitar el aumento de la temperatura a 1.5 ºC.

Hay que concluir que es un paso enorme, la noticia más importante del 2015 que debemos dar seguimiento y contribuir desde nuestros hogares además de esperar que México cambie de ser un país que basa su economía en el petróleo y pensar en otras alternativas. Tenemos una cuenta regresiva.